Un gato fantasma

Un gato fantasma, cuya mayor aspiración es amaestrar el arte de moldear constelaciones; comunicar de mil y un maneras diferentes el mismo mensaje, para que cada uno brille con intensidades y colores diversos, dando paso al florecimiento de infinidad de historias que enriquezcan el cielo infinito.

… Pero qué es un gato fantasma.

Es un ser invisible, una sombra en la oscuridad, la sombra de un fantasma. Solo visto sí se es lo suficientemente paciente para esperar por minutos, horas, días, meses o años.

Viviendo vidas simples y complejas, caminado a la vista de todos, pero observado por ninguno; sonriendo a la lluvia y frunciendo el ceño al sol; soñando poesías y cantando alaridos.

Enamorados de ideales y odiando ideas; llorando ficciones e idealizando verdades; encendiendo pasiones y apagando lujurias; dueños de nada y teniéndolo todo.

Seres que viven, caminan, sonríen, fruncen el ceño, sueñan, cantan, se enamoran, odian, lloran, idealizan, encienden y apagan, seres comunes.

Aun así, viven con preferencia a las sombras, a la soledad, a pasar inadvertidos, vivir vidas calmadas pero plenas, invisibles pero abundantes.

Son seres que buscan ser reconocidos por sus logros, por sus capacidades, por esa huella que dejan a su paso, ese vestigio de lo que son capaces de ser y hacer.